{{selectedLanguage.Name}}
Iniciar sesión Desconectar
×

La apoteosis de Homero

Jean Auguste Dominique Ingres

La apoteosis de Homero

Jean Auguste Dominique Ingres
  • Titulo original: Homère déifié, dit aussi L’Apothéose d’Homère
  • Fecha: 1827
  • Estilo: Neoclasicismo
  • Género: pintura mitológica
  • Media: óleo, canvas
  • Dimensiónes: 386 x 515 cm
  • Orden Jean Auguste Dominique Ingres reproducción de pintura al óleo
    Reproducción
    de orden

La apoteosis de Homero (en francés, L'Apothéose d'Homère) es un cuadro realizado por el pintor francés Jean-Auguste-Dominique Ingres.​ Mide 386 cm de alto y 515 cm de ancho, y está pintado al óleo sobre lienzo. Data de 1827 y se encuentra en el Museo del Louvre, en París (INV 5417).

Ingres fue un pintor neoclásico. Recibió una formación académica en el taller de Jacques-Louis David, el mayor referente en la pintura neoclásica. Terminó su formación en Roma en 1807, con una beca de estudios. En sus primeras obras destacó como un gran retratista, si bien con cierta diferencia estilística entre los retratos efectuados para sus clientes, más académicos, o los realizados para sus amigos o autorretratos, que denotan un espíritu más afín al incipiente romanticismo. Junto a los retratos, la pintura histórica y el desnudo femenino fueron sus temas favoritos.​

Tras su regreso de Italia en 1824 Ingres fue aclamado como un adalid del academicismo frente al nuevo y criticado romanticismo, y los siguientes años recibió numerosos encargos oficiales que supusieron la consagración de su carrera, al tiempo que iniciaba una etapa docente al frente de la Academia Francesa en Roma. Durante esos años se dedició especialmente a dos grandes lienzos: La apoteosis de Homero y El martirio de san Sinforiano (1834, catedral de Autun).​ A lo largo de una larga trayectoria dejó unos 170 cuadros realizados y más de cuatro mil dibujos.​

La apoteosis de Homero fue un encargo para decorar el techo de una de las salas del Louvre —llamado entonces Museo Carlos X—, la novena, llamada Sala Clarac. Encargado en 1826, los emolumentos del pintor fueron de 10 000 francos. Fue inaugurado por el rey Carlos X en 1827.​ Fue uno de los encargos más relevantes de su carrera y, tras su realización, Ingres manifestó «haber creado la obra más bella e importante de mi vida artística».​

La obra fue realizada por Ingres en su taller y luego colocada en su emplazamiento. El artista contó con la colaboración de dos de sus discípulos, Armand Cambon y Bernard Prosper Debia. Las inscripciones en griego y en latín fueron formuladas por el arqueólogo Désiré Raoul Rochette. Las alegorías de las siete ciudades que tradicionalmente se disputaban ser la cuna de Homero, y que completan el techo junto al lienzo principal, fueron ejecutadas por Auguste Moench según dibujos trazados por Ingres.​

En 1855 el lienzo fue descolgado del techo y expuesto en la Exposición Universal de París de ese año. En 1860 fue sustituido por una copia realizada por los hermanos Paul y Raymond Balze y por Michel Dumas. El original fue llevado al Musée du Luxembourg, donde permaneció hasta 1874; luego fue devuelto al Louvre, donde fue expuesto ya como un cuadro independiente en visión frontal —al fin y al cabo no había sido concebido para ser visto desde abajo—.​

Esta obra ensalza la figura de uno de los poetas más relevantes de la Antigua Grecia, Homero, creador de dos grandes epopeyas, la Ilíada y la Odisea. Junto a él aparecen numerosos personajes que le rinden homenaje, grandes nombres de las artes y las letras de toda la historia. El cuadro tiene una configuración simétrica: Homero se halla en el centro, rodeado de las figuras que le rinden homenaje, colocadas de forma un tanto abigarrada y en actitud estática, rígida.​ El poeta se halla sentado sobre un alto basamento y tras él se encuentra un templo clásico de orden jónico dedicado a la figura de Homero, cuyo nombre en griego (ὍΜΗΡΟΣ) figura en el arquitrabe. El aedo está vestido con una túnica con el pecho descubierto. Con su mano izquierda sostiene una lanza, definida por el propio Ingres como «arma de los héroes que él cantó», mientras que con la derecha sostiene un pergamino con sus escritos. Junto a él una figura alada sostiene una corona de laurel sobre su cabeza, identificada generalmente como una Victoria, pero también en ocasiones como el Universo o la Humanidad. A los pies del homenajeado se encuentran dos figuras femeninas que representan la Ilíada y la Odisea; junto a la primera se encuentra una espada que representa la Guerra de Troya y junto a la segunda un remo que hace alusión a los viajes de Odiseo. A su alrededor se hallan 42 figuras de los más ilustres artistas y escritores de todos los tiempos, elegidos por Ingres tras barajar varias listas de personajes.​

Esta es una parte del artículo de Wikipedia utilizado bajo la licencia CC-BY-SA. El texto completo del artículo está aquí →


More ...