{{selectedLanguage.Name}}
Iniciar sesión Desconectar
×

Albert Jacob Cuyp

Aelbert Jacobsz Cuyp

Albert Jacob Cuyp (Aelbert Jacobsz Cuyp) (20 de octubre de 1620 - 15 de noviembre de 1691) fue uno de los paisajistas holandeses más destacados del siglo XVII. El más famoso de una familia de pintores, alumno de su padre Jacob Gerritsz Cuyp (1594–1651/52), es conocido principalmente por sus vistas holandesas compuestas al amanecer o al atardecer, aunque como todos los pintores de la época, cultivó también otros géneros como el retrato, las escenas de interior o los bodegones.

Albert Cuyp nació en Dordrecht el 20 de octubre de 1620, ciudad en la que murió a los 71 años el 15 de noviembre de 1691. Conocido como el Claude Lorrain holandés, este artista amasó una gran fortuna con sus pinturas de paisajes. Toda su familia se relacionó con el arte, siendo su tío y su abuelo artesanos de vitrales, mientras que su padre, Jacob Gerritsz Cuyp, fue retratista.

Dedicó varios de sus cuadros a su ciudad natal, como El Mosa en Dordrecht (h. 1650).

La cantidad de información biográfica sobre Aelbert Cuyp es tremendamente limitada. Incluso Arnold Houbraken, un notable historiador de las pinturas holandesas de la Edad de Oro y la única autoridad en Cuyp durante los cien años posteriores a su muerte, pinta una imagen biográfica muy limitada.​ Su período de actividad como pintor se limita tradicionalmente a las dos décadas entre 1639 y 1660, encajando directamente dentro de los límites generalmente aceptados del período más significativo de la Edad de Oro Holandesa, 1640-1665. Se sabe que estuvo casado con Cornelia Bosman en 1658, una fecha que coincide tan directamente con el final de su productividad como pintor. Por tanto se ha aceptado que su matrimonio desempeñó algún tipo de papel al final de su carrera artística.​ El año después de su matrimonio Cuyp se convirtió en el diácono de la iglesia reformada. Incluso Houbraken recordó que Cuyp era un calvinista devoto y que, cuando murió, no se encontraron pinturas de otros artistas en su casa.​

El efecto de la luz del sol llena sus lienzos, acentuándose en pequeños detalles de dorada calidez. En sus composiciones destacan como motivos bucólicos recurrentes la perspectiva y su efecto atmosférico en la campiña, los rayos de luz reflejándose en una brizna de pasto, las crines de un caballo en reposo, la vaca que se inclina sobre el arroyo, o el sombrero de un paseante, todo ello atrapado en un baño de luz dorada y de armonía ocre. El medio rico en barniz utilizado por Cuyp refracta los rayos de luz como una joya disolviéndola en las diferentes valaduras de la pintura. Los paisajes fueron compuestos a partir de la realidad, pero transformados por la imaginación creativa del autor dando lugar a ese cálido encanto de sus pinturas.

Sus dibujos demuestran su maestría como dibujante. Suaves lavados de tinta bosquejan una vista en la distancia de la ciudad de Dordrecht o de Utrecht. Un dibujo de Cuyp parece lo que él intenta que parezca: una obra de arte acabada; pero esos dibujos eran utilizados como referencia para después, en el estudio, crear las composiciones para sus pinturas. A menudo una misma parte del dibujo puede reconocerse en pinturas diferentes.

Esta es una parte del artículo de Wikipedia utilizado bajo la licencia CC-BY-SA. El texto completo del artículo está aquí →


Más ...
Albert Jacob Cuyp obras famosas
View all 17 obras de arte