{{selectedLanguage.Name}}
Iniciar sesión Desconectar
×

Harry Clarke

Harry Clarke

Harry Patrick Clarke (Dublín, Irlanda, 17 de marzo de 1889 - Coira, Suiza, 6 de enero de 1931) fue un ilustrador y artífice de vitrales irlandés.

Fue una de las figuras descollantes de la escuela Artes y Oficios (Arts and Crafts) de las Islas Británicas. Su obra muestra el influjo del modernismo y del incipiente art decó; y, en concreto en cuanto a lo que se refiere a los vitrales, el del simbolismo.

El artesano de Leeds Joshua Clarke, que se ocupaba de labores de restauración en las iglesias y de la manufactura de vitrales, se trasladó en 1887 a Dublín por motivos de trabajo. Su esposa, Bridget, traería al mundo a su hijo Walter el año siguiente; y, justo un año después, a Harry. La familia se completaba con las hijas: Dolly y Kathleen.

En 1892, Joshua destinó a taller parte de la casa que habitaban, en el número 33 de la calle North Fredrick, y así abrió un negocio propio.

Desde muy joven, Harry se interesó por la lectura, conoció el arte visual, especialmente el del llamado modernismo, y en 1905 empezaría a aprender el arte del vitral en el taller paterno, en el que pasaría muchas horas.

Recibió su educación secundaria en el Belvedere College de Dublín, una institución de los jesuitas cercana a la casa familiar. Ya entonces mostraba un considerable talento y un interés por las artes plásticas.

Ya de mozo, en la Exposición Internacional de Irlanda de 1907, contempló por primera vez la obra de uno de los artistas que más influirían en su trabajo posterior: Aubrey Beardsley. De igual modo, le gustaban los estilos de Rossetti, E.J. Sullivan, etc.​

Ese mismo año comenzó a asistir a las clases diarias en la Escuela de Arte de Dublín (Dublin Art School), llamada hoy Escuela Nacional de Arte y Diseño (en irlandés, Coláiste Náisiúnta Ealaíne is Deartha; en inglés, National College of Art and Design), y allí continuó el aprendizaje que había iniciado en el taller de su padre, en el que seguía trabajando.

En esa misma etapa de su vida, por su obra The Consecration of St. Mel, Bishop of Longford, by St. Patrick (La consagración de San Mel, obispo de Longford, por San Patricio) obtuvo la medalla de oro de vitrales en el concurso nacional de 1910 convocado por la Junta de Educación (Board of Education).​​

Ese mismo año, para proseguir con su aprendizaje en el campo que le interesaba y aprovechando una beca que le había sido concedida, se trasladó a Londres, y allí buscó empleo en la ilustración de libros. Contrató sus servicios la editorial de George G. Harrap, que le hizo dos encargos que no llegarían a cumplirse, en parte por desavenencias. Uno era la ilustración del poema The Rhyme of the Ancient Mariner, de Samuel Taylor Coleridge. Clarke puso manos a la obra, pero el trabajo que llegó a hacer fue destruido durante el Alzamiento de Pascua, en 1916. El otro encargo era para una edición ilustrada de El rizo robado, de Alexander Pope.

Esta es una parte del artículo de Wikipedia utilizado bajo la licencia CC-BY-SA. El texto completo del artículo está aquí →


More ...
Harry Clarke Obras de Arte
View all 69 obras de arte