{{selectedLanguage.Name}}
Iniciar sesión Desconectar
×

Tríptico del Juicio de Viena

El Bosco

Tríptico del Juicio de Viena

El Bosco
  • Fecha: 1482
  • Estilo: Renacimiento del Norte
  • Género: pintura religiosa
  • Media: óleo, panel
  • Dimensiónes: 163 x 247 cm
  • Reproducción
    de orden

El Tríptico del Juicio Final es un cuadro del pintor flamenco El Bosco, datable hacia 1482 o posterior, ejecutado en óleo sobre tabla que mide 163,7 centímetros de alto por 242 cm. de ancho. Se encuentra en la galería de pinturas de la Academia de Bellas Artes, de Viena.

Hay otro tríptico dedicado también al Juicio Final realizado por El Bosco, un poco posterior (1506-1508) en la Alte Pinakothek de Múnich. Este Juicio Final de Viena permanece dentro de la tradición. El de la Alte Pinakothek constituye el apogeo de la visión demoniaca del Bosco.

Como el resto de cuadros del Bosco, carece de una datación unánime entre los especialistas. El análisis dendrocronológico data la tabla del año 1482 o después.​

Vermet identifica este tríptico con la obra encargada en 1504 por Felipe el Hermoso.​ En efecto, ese año 1504, una entrada del archivo de Lille habla del pago de treinta y seis libras por un Juicio Universal que «Monseigneur había ordenado para su nobre pracer». Este Monseigneur es Felipe el Hermoso, marido de la reina Juana de nueve pies de alto por once de ancho.​ Aunque no mide 9 x 11 pies, es posible que sea este Juicio Final del Museo de Viena, aunque también podría hacer referencia al de Múnich.

Koldeweij excluye que se trate del cuadro encargado por Felipe el Hermoso. Considera este autor que este tríptico, con el Carro de heno y el Jardín de las Delicias, ofrecen el desarrollo casi completo de la historia de la cristiandad, desde el Paraíso hasta el Infierno, según la admonición formulada con tanto vigor en la Devotio Moderna, para que los cristianos observaran la vida que llevan en la tierra e intentaran mejorar, con fe e imitando a Cristo.​

En un inventario de 1659 aparece en la galería del archiduque Leopoldo Guillermo de Austria. A finales del siglo XVIII lo compró el conde Lamberg-Spritzenstein. Por medio de un legado pasó a formar parte de la gemäldegalerie (galería de pinturas) de la Academia de Bellas Artes de Viena. En los siglos XVII y XVIII fue restaurado y repintado, de manera que se perdió bastante color. Esto ha llevado a que algunos duden de que sea una pintura autógrafa del Bosco.​

Cuando el tríptico está cerrado, se ven las figuras de dos santos: a la izquierda, Santiago el Mayor, con 167,7 centímetros de alto por 60 cm. de ancho; a la derecha, san Bavón.

Están pintados con grisalla sobre tabla. Abajo hay dos escudos vacíos. Las figuras están ejecutadas con firmeza, ajena a la vibrante pincelada de las grisallas del Bosco, por lo que se cree que las ejecutó un copista sobre dibujo del pintor.

Santiago está representado como un peregrino o caminante por un mundo lleno de maldad, pudiéndose observar a la izquierda un grupo de un ciego y un paralítico; a la derecha hay una pelea; detrás, un ahorcado, que podría hacer referencia a un milagro del santo, según La leyenda dorada, en la que se dice que resucitó a un ahorcado acusado de un crimen que no había cometido.

Esta es una parte del artículo de Wikipedia utilizado bajo la licencia CC-BY-SA. El texto completo del artículo está aquí →


More ...
Anuncio