{{selectedLanguage.Name}}
Iniciar sesión Desconectar
×

Andrea del Castagno

Andrea di Bartolo di Bargilla

Поделиться: Artículo de Wikipedia

Andrea di Bartolo di Bargilla llamado Andrea del Castagno (hacia 1421 - 19 de agosto de 1457), fue un pintor cuatrocentista italiano. Le influyeron principalmente Tommaso Masaccio y Giotto di Bondone. Sus obras incluyen frescos en el Cenáculo de Santa Apolonia de Florencia y el monumento ecuestre pintado de Niccolò da Tolentino (1456) en la Catedral de Florencia.​ A su vez, influyó en la escuela ferraresa de Cosimo Tura, Francesco del Cossa y Ercole de' Roberti (Ercole Ferrarese). Es probable que fuera maestro de los Pollaiuolo.

Andrea del Castagno nació en Castagno, un pueblo cerca de Monte Falterona, no lejos de Florencia. Durante la guerra entre Florencia y Milán, vivió en Corella, regresando a su hogar cuando acabó. En 1440 se trasladó a Florencia bajo la protección de Bernardo de Médici. Aquí pintó retratos de los ciudadanos ahorcados después de la Batalla de Anghiari en la fachada del Palazzo del Podestà, obteniendo así el mote de Andrea degli Impiccati («Andrés de los Ahorcados»).

Se sabe poco de su formación, aunque se ha lanzado la hipótesis de que fue aprendiz de Fra Filippo Lippi y Paolo Uccello. En 1440-1441 pintó el fresco de Crucifixión y Santos en el Ospedale di Santa Maria Nuova, cuya construcción, orientada según la perspectiva, y las figuras, muestran la influencia de Masaccio.

En 1442 estaba en Venecia donde pintó frescos en la capilla de San Tarasio de la iglesia de San Zacarías. Más tarde trabajó también en la Basílica de San Marcos, dejando un fresco sobre la Muerte de la Virgen (1442-1443).

De vuelta a Florencia, diseñó una vidriera con el Desprendimiento para uno de los tragaluces de la cúpula del Duomo. El 30 de mayo de 1445 se matriculó dentro del gremio del Arte dei Medici e degli Speziali. Del mismo año es el fresco de la Virgen con Niño y Santos de la colección Contini Bonacossi.

En 1447 trabajó en el Cenáculo de Santa Apolonia en Florencia, pintando, en la parte inferior, un fresco con el tema de La última cena,​ acompañado por otras escenas que representaban el Descendimiento, la Resurrección,​ y una Crucifixión, que actualmente se encuentran dañados. Pintó asimismo un luneto en el claustro, representando una Pietà.

La Última cena muestra lo mejor del talento de Castagno. La composición de figuras equilibradas en un marco arquitectónico es particularmente destacado. Por ejemplo, la postura de san Juan de dormir inocentemente contrasta nítidamente con la pose tensa y derecha de Judas el traidor, y las posiciones de las manos de las parejas finales de apóstoles en cada extremo del fresco se reflejan la una a la otra con un logrado realismo. Los colores de las ropas de los apóstoles y sus posturas contribuyen al equilibrio de la obra.

El detalle y naturalismo de este fresco ejemplifica las maneras en que del Castagno se apartó de los estilos artísticos que le precedieron. Las paredes de mármol, muy detalladas, recuerdan a las pinturas murales del «primer estilo» romano, y los pilares y las estatuas hacen pensar en la escultura clásica y prefiguran la pintura de trampantojo. Más aún, los reflejos de color en el pelo de las figuras, las ropas ondulantes, y una perspectiva creíble en los halos presagian innovaciones futuras. En esta obra se aprecia el contacto con el estilo de Donatello y la preocupación del pintor por la fuerza y la expresión, creando figuras de una monumentalidad dura y escultórica.​

Esta es una parte del artículo de Wikipedia utilizado bajo la licencia CC-BY-SA. El texto completo del artículo está aquí →


More ...
Andrea del Castagno Obras de Arte
View all 40 obras de arte